La plata 925 es un tipo de plata utilizada en la joyería y otros tipos de artículos de plata, que está compuesta principalmente por plata pura mezclada con otros metales para mejorar su durabilidad y resistencia. También se conoce como plata de ley o plata esterlina.

El término "925" se refiere a la proporción de plata pura presente en la aleación. La plata 925 contiene al menos un 92,5% de plata pura, mientras que el resto está compuesto por otros metales, como cobre u otros metales preciosos, que se agregan para fortalecer la plata y hacerla más adecuada para la fabricación de joyas y otros objetos.

La plata 925 es muy valorada en la joyería fina debido a su belleza, durabilidad y asequibilidad en comparación con otros metales preciosos. Es conocida por su característico brillo plateado y es ampliamente utilizada para crear una amplia variedad de piezas de joyería, como anillos, pulseras, collares, pendientes y más. Además, la plata 925 es reconocida por su alta calidad y su capacidad para resistir la corrosión, lo que la hace ideal para el uso diario en joyería de calidad.

Es importante destacar que la plata 925 es un estándar reconocido internacionalmente y está regulada por ley en muchos países, lo que garantiza la autenticidad y calidad de las joyas de plata vendidas como "925". Al adquirir joyería de plata, es recomendable buscar sellos o marcas que indiquen que la pieza es de plata 925 para asegurarse de que esté obteniendo un producto genuino y de alta calidad.